fbpx

En este post explicaremos cómo hemos resuelto en Finques Rubio la firma de un contrato de arras a pesar del coronavirus y de las restricciones de movilidad que está provocando. En concreto hablamos de una vivienda situada en el barrio de Singuerlín de Santa Coloma de Gramenet, que pusimos a la venta antes de la declaración del estado de alarma.

Los clientes vendedores contactan con Finques Rubio

Los propietarios contactaron con nosotros debido a que llevaban bastante tiempo con su vivienda en venta con otra agencia inmobiliaria, sin conseguir resultados. Además, hay que añadirle que habían comprado otra vivienda, así que necesitaban vender con cierta urgencia.

Finques Rubio. Arras firmadas durante el periodo de confinamiento de Coronavirus a través de firma digital.

Nos reunimos en las oficinas de Finques Rubio para conocer tanto las características de la vivienda como sus necesidades de venta. Una vez concretadas todas sus particularidades, les propusimos un plan de venta específico y personalizado.

Plan de venta personalizado y análisis de mercado

En primer lugar realizamos un completo análisis de mercado para tener presente el precio de las propiedades similares a la suya vendidas recientemente en Santa Coloma. De esta manera obtuvimos la valoración real de su propiedad, ajustada al precio de mercado.

Una vez aceptada tanto la valoración como el plan de venta personalizado por parte de los propietarios, nos pusimos manos a la obra.

Iniciamos el proceso de venta

Recopilamos y revisamos toda la documentación necesaria para la venta, preparamos la vivienda haciendo algunas modificaciones en la decoración para poder realizar un perfecto reportaje fotográfico profesional, aspecto clave para hacer atractiva la vivienda a los compradores.

A su vez realizamos un tour online de la propiedad, para que los posibles compradores pudieran visitarla desde sus casas como si estuvieran en ella, publicamos la vivienda en los portales inmobiliarios, en la web, en Facebook, Instagram y Twitter, además de enviarla a los suscriptores de la newsletter de Finques Rubio y a todos los clientes de nuestra base de datos que según sus necesidades, podían estar interesados en comprarla.

A la semana encontramos al comprador

Después de todas las peticiones recibidas y tras nuestro exhaustivo filtraje de clientes, consistente en un análisis para conocer tanto su capacidad financiera como sus necesidades reales de compra, encontramos a los clientes que iban a quedarse con el piso a la semana de ponerlo a la venta , realizando rápidamente la reserva del mismo.

Se declara el Estado de Alarma

El siguiente paso era firmar el contrato de arras pero unos pocos días antes se declaró el estado de alarma con todas las consecuencias que de ello se han derivado. Esto supuso un grave contratiempo porque las agencias inmobiliarias están cerradas y para este tipo de asuntos, no está permitida la movilidad. Tanto compradores como vendedores estaban muy nerviosos, ¿qué iba a suceder ahora?.

Encontramos la solución al problema: la firma digital

A través de mail, llamadas de teléfono pero especialmente videollamadas, conseguimos solucionar la situación. En primer lugar calmamos a ambas partes confirmándoles que la operación seguía adelante. Redactamos el contrato de arras, se lo enviamos para que ambos nos dieran su visto bueno y una vez recibido, realizamos la firma digital del contrato de arras de manera segura, válida y totalmente vinculante para ambas partes.

Asesoramiento profesional y las más novedosas herramientas tecnológicas

La unión de las herramientas tecnológicas más novedosas junto con el asesoramiento profesional inmobiliario, que son los dos pilares fundamentales en el método de trabajo de Finques Rubio, permitió que la operación siguiera adelante a pesar de las restricciones impuestas por el estado de alarma en el que nos encontramos.

Si os encontráis en una situación similar a la de nuestros clientes no lo dudéis, contactad con nosotros lo antes posible: Podemos ayudaros.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − siete =