¿Qué debemos tener en cuenta antes de comprar un piso?

Si se ha decidido que es el momento de aprovechar los bajos precios y comprar casa, hay que tener en cuenta muchos más factores, no solo el precio. Antes de comprar, es imprescindible revisar a fondo tanto el piso como la finca.

En pisos de segunda mano hay que revisar especialmente luz, agua y gas. El primer aspecto a tener en cuenta es la antigüedad del edificio y el estado general de las fachadas. En el caso de que las condiciones no sean óptimas, hay que comprobar si la comunidad de vecinos o el Ayuntamiento tiene planeado rehabilitar alguno de estos aspectos, y cómo puede incidir eso en el estado general del piso.

Nuestra revisión debe continuar por las paredes. Es recomendable asegurarse de que no haya grietas en las paredes, y revisar la estanqueidad de la cubierta y las paredes, las instalaciones comunes (ascensores, calefacción central, etc.) y la calidad de los materiales.

Ya en el interior, uno de los capítulos con los que se debe tener más cuidado, especialmente en los pisos de segunda mano, son las instalaciones de luz, agua y gas.

Luz
Debemos comprobar las condiciones de seguridad exigidas y si hay la potencia suficiente para el consumo previsto. Los electrodomésticos de gran consumo, lavadoras, lavavajillas, hornos, etc., necesitan enchufes de 16 a 25 amperios.

Agua
Hay que averiguar si el suministro de agua es de servicio directo con contador o de aforo con depósito. Hay que revisar las instalaciones de potencia del agua caliente.

Gas
Hace falta un certificado de revisión expedido por un técnico o por un instalador autorizado.

Hay que prestar atención a posibles flexiones en los techos y en el suelo, en la calidad de la carpinterí­a y los pavimentos, en el sistema de calefacción, en el estado de los servicios, en las cámaras higiénicas y en las cocinas.

Hay que revisar la calidad de la carpinterí­a y los pavimentos. El tamaño y la distribución son muy importantes. El espacio de una vivienda se puede medir en m2 útiles o en m2 construidos, los cuales representan un 15% más que los útiles. Conocer esta diferencia es imprescindible a la hora de buscar piso. Por otro lado, es recomendable ver si la distribución de las habitaciones se ajusta a nuestras necesidades.

Aparte de esto, hay que sopesar una serie de factores muy importantes que inciden directamente en la calidad de vida de un piso. Una iluminación natural, una contaminación acústica baja, protección térmica y limpieza del ambiente son elementos determinantes para el confort de un hogar.

Fuente: 20 minutos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies