Historia de un ministerio cerrado por la crisis

La Renta Básica de Emancipación, la Ley de Suelo, la Sociedad Pública de Alquiler (SPA), los dos Planes Estatales de Vivienda, el Código Técnico de Edificación… El Ministerio de Vivienda echa el cierre debido a la crisis seis años y medio después de su segunda creación en la historia de España como uno de las carteras estrella de Zapatero. Un departamento polémico por naturaleza, tan alabado como criticado, que ha tenido al frente a tres mujeres: María Antonia Trujillo, Carme Chacón y Beatriz Corredor.

En marzo de 2004, con el cambio político y en pleno ‘boom’ inmobiliario, Zapatero anunció el rescate del Ministerio de Vivienda (que vivió su primera etapa entre 1957 y 1975, en el Gobierno de Franco). En aquel momento de crecimiento y bonanza económica la burbuja inmobiliaria se estaba hinchando como un globo, los precios no dejaban de subir, y la construcción era uno de los sectores más fructíferos de la economía española. En este contexto llegó al Ministerio de Vivienda María Antonia Trujillo. “Cuando yo llegué tuvimos mucho trabajo, no había nada hecho”, explica.

Con ella nació la polémica con el Ministerio de Vivienda, pero también muchas de las medidas más aplaudidas de esta cartera. María Antonia Trujillo será recordada por los famosos ‘minipisos’ y por la campaña mediante la que regaló 10.000 zapatillas Kelly-finder a los jóvenes que salieran a buscar piso, pero también es la ministra que impulsó la Sociedad Pública de Alquiler, la Renta Básica de Emancipación, El Código Técnico de Edificación, el Plan de Vivienda 2005-2008…

Durante su etapa al frente del Ministerio (2004-2007) el precio medio de la vivienda alcanzaba su valor máximo, 2.952€/m² (en abril de 2007), según el Índice Inmobiliario de fotocasa.es. En un tiempo que nada hacía presagiar el parón que viviría el sector inmobiliario, sus medidas cosechaban más detractores que seguidores, y Zapatero la destituyó un año antes de que finalizara la legislatura.

Carme Chacón recogió el testigo de María Antonia Trujillo en julio de 2007, y llevó a la práctica la ya concebida Renta Básica de Emancipación, la ayuda al alquiler para jóvenes de 210 euros. También bajo el mandato de la actual ministra de Defensa se incorporó el alquiler con opción a compra. Pero con las elecciones de 2008 llegó un nuevo cambio al Ministerio de Vivienda.

Una poco conocida Beatriz Corredor asumió el cargo de ministra de Vivienda en abril de 2008. Su etapa no ha sido fácil, pues se ha topado de bruces con la peor fase del sector inmobiliario y la crisis más feroz de España. Su política ha sido criticada desde muchos puntos de vista con medidas como el fin de la desgravación fiscal a partir del 1 enero de 2011 para las rentas superiores a los 24.000 euros; la subida del IVA, en julio de este año, que grava la compra de vivienda; su apuesta sin titubeos por la rehabilitación de viviendas y el alquiler… Le ha tocado responder ante los peores momentos del sector del ladrillo y su gestión no ha sobrevivido a la última remodelación del Gobierno.

Con la eliminación del Ministerio, las competencias de Vivienda se quedan huérfanas a pesar del amparo que recibirán desde Fomento, con José Blanco al mando, que ha elegido a la propia Beatriz Corredor para hacerse cargo de la Secretaría de Estado de Vivienda. Las valoraciones al respecto no se han hecho esperar, y los profesionales del sector acogen con los brazos abiertos este cambio, siempre y cuando se siga trabajando desde el Ejecutivo por el mercado de la vivienda.

Fuente: Fotocasa (22/10/2010)

La Renta Básica de Emancipación, la Ley de Suelo, la Sociedad Pública de Alquiler (SPA), los dos Planes Estatales de Vivienda, el Código Técnico de Edificación… El Ministerio de Vivienda echa el cierre debido a la crisis seis años y medio después de su segunda creación en la historia de España como uno de las carteras estrella de Zapatero. Un departamento polémico por naturaleza, tan alabado como criticado, que ha tenido al frente a tres mujeres: María Antonia Trujillo, Carme Chacón y Beatriz Corredor.

En marzo de 2004, con el cambio político y en pleno ‘boom’ inmobiliario, Zapatero anunció el rescate del Ministerio de Vivienda (que vivió su primera etapa entre 1957 y 1975, en el Gobierno de Franco). En aquel momento de crecimiento y bonanza económica la burbuja inmobiliaria se estaba hinchando como un globo, los precios no dejaban de subir, y la construcción era uno de los sectores más fructíferos de la economía española. En este contexto llegó al Ministerio de Vivienda María Antonia Trujillo. “Cuando yo llegué tuvimos mucho trabajo, no había nada hecho”, explica.

Con ella nació la polémica con el Ministerio de Vivienda, pero también muchas de las medidas más aplaudidas de esta cartera. María Antonia Trujillo será recordada por los famosos ‘minipisos’ y por la campaña mediante la que regaló 10.000 zapatillas Kelly-finder a los jóvenes que salieran a buscar piso, pero también es la ministra que impulsó la Sociedad Pública de Alquiler, la Renta Básica de Emancipación, El Código Técnico de Edificación, el Plan de Vivienda 2005-2008…

Durante su etapa al frente del Ministerio (2004-2007) el precio medio de la vivienda alcanzaba su valor máximo, 2.952€/m² (en abril de 2007), según el Índice Inmobiliario de fotocasa.es. En un tiempo que nada hacía presagiar el parón que viviría el sector inmobiliario, sus medidas cosechaban más detractores que seguidores, y Zapatero la destituyó un año antes de que finalizara la legislatura.

Carme Chacón recogió el testigo de María Antonia Trujillo en julio de 2007, y llevó a la práctica la ya concebida Renta Básica de Emancipación, la ayuda al alquiler para jóvenes de 210 euros. También bajo el mandato de la actual ministra de Defensa se incorporó el alquiler con opción a compra. Pero con las elecciones de 2008 llegó un nuevo cambio al Ministerio de Vivienda.

Una poco conocida Beatriz Corredor asumió el cargo de ministra de Vivienda en abril de 2008. Su etapa no ha sido fácil, pues se ha topado de bruces con la peor fase del sector inmobiliario y la crisis más feroz de España. Su política ha sido criticada desde muchos puntos de vista con medidas como el fin de la desgravación fiscal a partir del 1 enero de 2011 para las rentas superiores a los 24.000 euros; la subida del IVA, en julio de este año, que grava la compra de vivienda; su apuesta sin titubeos por la rehabilitación de viviendas y el alquiler… Le ha tocado responder ante los peores momentos del sector del ladrillo y su gestión no ha sobrevivido a la última remodelación del Gobierno.

Con la eliminación del Ministerio, las competencias de Vivienda se quedan huérfanas a pesar del amparo que recibirán desde Fomento, con José Blanco al mando, que ha elegido a la propia Beatriz Corredor para hacerse cargo de la Secretaría de Estado de Vivienda. Las valoraciones al respecto no se han hecho esperar, y los profesionales del sector acogen con los brazos abiertos este cambio, siempre y cuando se siga trabajando desde el Ejecutivo por el mercado de la vivienda.

Fuente: Fotocasa (22/10/2010)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies